Eduardo Opazo, estudiante de Ingeniería en Construcción UCM, logró seis medallas en la LDES

eduardo-opazo-3

 

 

 

 

 

Tiburón Opazo volvió lleno de preseas

 

El nadador de la U. Católica del Maule (UCM), Eduardo Opazo, estudiante de primer año de la carrera Ingeniería en Construcción, brilló en la Liga Nacional de Educación Superior (LDES), certamen que congrega a las casas de estudios de todo el país, al conseguir 6 medallas; 2 de oro (800 libres y 200 espalda), 2 de plata (relevo 4×50 combinados y 400 combinados) y 2 de bronce (200 combinados y 400 libres), en la final de este torneo que se disputó a mediados de de noviembre en la piscina de la Escuela Naval de Valparaíso.

Buenos resultados que junto con los de sus compañeros, ubicaron a la UCM en el tercer lugar del podio masculino y que dejaron a su principal figura feliz, sobre todo, por cómo se le dieron sus medallas doradas.

“La prueba en la que tenía más opciones para ganar era la de 800 libres, pero justo calzó que entre esa competencia y los 200 de espalda, que son mi mejor prueba, había apenas tres minutos de descanso, lo que me complicó mucho, pero por suerte pude ganar igual las dos carreras”, comenzó relatando Eduardo Opazo.

De todas formas no fue sencilla la tarea para el nadador de la U. Católica del Maule, ya que tal como el mismo lo comentó, el compatibilizar estudios y la natación, no es sencillo.

“No había podido entrenar mucho, ya que venimos de un período de muchas pruebas, por lo que llegué a la competencia sin mayor resistencia, la que es muy necesaria para los 800. En la mitad, comencé a sentir el desgaste físico. Por suerte en los últimos 200 metros hice un cambio de ritmo y pude rematar fuerte”, indicó orgulloso.

“Fue un cambio rotundo en mi vida -continuó Opazo-, porque en la etapa escolar mis padres siempre me dijeron que me dedique a nadar, pero ahora en la universidad debo priorizar los estudios, aunque sin dejar de lado mi pasión, lo que ha hecho que baje mis entrenamientos y tenga aprovechar al máximo los ratos libres para ir a nadar”, expresó agregando que de todas formas los sacrificios han valido la pena, ya que los resultados académicos en su primer año han sido muy buenos.

Proyectando su carrera deportiva, el tiburón de la UCM adelanta que su aspiración para el 2017 es ser escogido entre los 4 nadadores chilenos que participarán de las Universiadas, los Juegos Olímpicos Universitarios que se realizarán durante el primer semestre del 2017 en España y que según el estudiante UCM, “son la segunda competencia más importante, detrás de los JJ.OO. tradicionales”.

 

 

eduardo-opazo-2