Gimnastas UCM tuvieron su dulce revancha

gimnasia_ritmica_fenaude_2

 

 

 

 

 

Cuando el año pasado rozaron la gloria, finalizando en el segundo lugar del torneo organizado por la Federación Nacional Universitaria de Deportes (Fenaude), la selección de Gimnasia Rítmica de la U. Católica del Maule, se juramentó que para este 2016, harían lo imposible por conseguir la Copa.

Fue así como este equipo viajó hasta Valdivia al Campeonato Nacional Universitario, disputado en la Universidad Austral,  con la convicción de que estaba en sus manos el ganar este importante certamen y aunque tuvieron días complicados días antes del torneo, pudieron cumplir con su propósito.

Para ser las campeonas en la sumatoria por equipos, debieron lograr tres medallas de oro en esquemas conjuntos, además de la colaboración de Valeska González, seleccionada nacional, que tal como el año anterior, fue la mejor en la competencia individual al ganar dos competencias individuales.

Es importante consignar que el equipo campeón, está compuesto por Catalina Hernández, estudiante de enfermería; Javiera Valenzuela,  Medicina; Bárbara Araya, Medicina; Valeska González, Medicina; María Jesús Osorio,  Pedagogía en Leguaje;  y las estudiantes Aylin Vega, Fabiola Galaz y Rocío Bosch, alumnas de Pedagogía en Educación Física.

Las voces de las campeonas

“Tuvimos un mes complicado antes de la competencia, llegamos a pensar en no ir, pero nos motivamos y nos presentamos igual”, comenzó relatando Rocío Bosch, una de las integrantes del equipo, lo que fue complementado por su compañera Fabiola Galaz, quien señaló que   “una vez estábamos allá dimos todo, por lo que antes de conocer los resultados, ya sabíamos cómo nos había ido”.

Aylin Vega cree que “la principal fortaleza fue la unión y el convencimiento que teníamos de que si hacíamos las cosas bien, teníamos posibilidades de ganar”, agregando que por ser estudiante de quinto año, “tenía muchas ganas de ganar porque era mi último campeonato y quería irme con la copa, lo que resultó me tiene muy contenta”.

Javiera Valenzuela en tanto indicó que “para este año la convicción era mucho mayor, sabiendo que el año pasado el campeón fue la U. de Talca  y como hay una ‘rivalidad’ con ellas, hizo que llegáramos muy motivadas”.

Por último Valeska González, la principal figura del equipo y que por segundo año consecutivo se quedó con la competencia individual, comento que “cumplimos el objetivo de traernos la copa, que era más importante que los resultados individuales. Fue un premio al trabajo y sacrificio y estoy feliz también por poder conservar el título individual”.