Niños que hacen deporte se desarrollarían más intelectualmente

 

_MG_2298

 

 

 

 

-El académico de la U. Católica del Maule, Mario León explica que se debe potenciar la actividad física desde los primeros años de vida, ya que con esto no sólo crecen más sanos y fuertes, sino que más inteligentes.

Que la educación inicial incorpore la actividad física  a sus planes formativos es la clave para el futuro de los niños. Así lo afirma el docente de Educación Física Mario León, de la U. Católica del Maule. Y agrega que “mientras más temprana sea la motivación y estimulación, mejores serán los resultados”.

Según el académico la asignatura de Educación Física y, especialmente, el trabajo psicomotor debería implementarse obligatoriamente en los jardines infantiles y en la educación preescolar, por varias razones

El principal estimulador del crecimiento es el movimiento. Mientras más se mueve, el chico más crece, más se desarrolla”, aseguró el académico UCM, quien luego agregó que “no sólo es un cambio físico el que se produce, también hay un desarrollo cognitivo intelectual interesante”.

La ingesta recargada de oxígeno –continuó Leon- no sólo potencia  a los músculos, sino que sube al cerebro y permite tener a chicos mucho más despiertos, mucho más preparados y con más capacidad para desarrollarse intelectualmente”.

Mejora que se da de manera integral en ellos, tal como explicó el especialista: “El niño tiene mayores recursos y, por tanto, va mejorando su autoestima y la seguridad en sí mismo. El deporte permite desarrollar herramientas que le ayudarán a desenvolverse, se está preparando para la vida”.

Fuerte compromiso

Convencidos de la importancia de incorporar al deporte desde la temprana edad, este año la celebración del Día Internacional de la Actividad Física, que se realizó en Curicó y que contó con la participación las carreras de Educación Física y Educación Parvularia de la Universidad Católica del Maule sumó, por primera vez, a los niños de jardines infantiles de la zona.

Asistiendo niños de 03 a 12 años a esta actividad, que este año logró reclutar a más de 700 alumnos.

La profesora Fresia Avendaño, de la Escuela España, también destacó la importancia del deporte en los niños.

Hay mucho sedentarismo en la casa, entonces los niños llegan a la sala de clases a jugar, a conversar, llegan muy hiperactivos. En cambio, cuando hacen actividad física llegan a la clase más relajados, se concentran y aprenden mejor”, destaca.

Y finalmente la profesora agregó que “estoy muy contenta por estas iniciativas. Que la Universidad Católica del Maule se preocupe de invitar a nuestros alumnos a estas actividades masivas tan dinámicas y entretenidas, es un tremendo aporte a la formación de nuestros niños”.